Colapsar/descolapsar
Buscador
cerrar

Jesús Calleja: "Estoy en la lista de espera para viajar al espacio"

El aventurero nos conduce por su inesperado día a día, en el que se acerca a las estrellas del firmamento y a las más terrenales.

Texto: Gonzalo Cordero / Fotos: Patricia Gallego/ Realización: Nuria Sánchez / Grooming: Ramón Ríos (Ten Agency)
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Jesús Calleja: "Estoy en la lista de espera para viajar al espacio"

Calleja sueña a lo grande. Ahora, en concreto, a lo alto. Este reportaje comienza a más de 100 kilómetros de la Tierra, lejos de la atmósfera, porque por allí orbita el próximo reto del aventurero. Si lo contara otro sonaría a fanfarronada, pero en él conviven con la máxima naturalidad lo sencillo y lo imposible. Despegamos ya. “Llevo tiempo en la lista de espera de la compañía de viajes espaciales Virgin Galactic; se hará realidad si resuelven las dificultades tecnológicas y también si el precio entra dentro del margen que podemos pagar”. La cifra se eleva, nunca mejor dicho, a más de 200.000 euros por persona… “Mi proyecto es convertir la experiencia en un programa de televisión, por lo que una parte la financiaría la cadena [Mediaset] y otra saldría de mi bolsillo. El problema es que son reacios a que llevemos nuestros propios patrocinadores, y también a que lo grabemos todo… Es muy jodido sacarlo adelante con esos condicionantes, pero yo no tiro la toalla”.

calleja6419r

DE LA ESTRATOSFERA A FRESNO DE LA VEGA
En su viaje de ciencia ficción podría compartir cohete con otros turistas VIP apuntados en la lista como Paris Hilton, Lady Gaga o Sigourney Weaver. Jesús podría parecer un alien entre esta gente, pero no, ese es también el ‘planeta Calleja’. Ponemos la nave rumbo de vuelta a la Tierra. Coordenadas: 42° 20’ 44.936” N 5° 32’ 10.095” W. Estamos en Fresno de la Vega, León. Es 11 de abril y el aventurero celebra su 52º cumpleaños en la casa que lo vio nacer con algunos de los actores, presentadores y deportistas más mediáticos del país. “En esa fiesta en mi pueblo de 14 habitantes se concentró más gente conocida que en cualquier evento glamuroso de Madrid. Nos desmadramos, bailamos, bebimos una copa de más…”. Esa selecta pandilla está formada por muchos de los invitados a su programa de Cuatro: Fernando Alonso, Jose Coronado, Álex González, Blanca Suárez, David Bisbal… “Prefiero no concretar nombres de quién vino porque sería indiscreto y estaría vendiendo que a mi casa vienen los famosos. Y no. Van mis amigos porque quieren estar conmigo y se lo pasan de puta madre. Creo que hay que separar la amistad del trabajo… Es más, confisco los teléfonos para que no haya fotos”.

calleja6543r

RESCATANDO AL CAMPEÓN DEL MUNDO DE RALLY
Con algunos de ellos se ha batido en piques deportivos de nivel casi olímpico en los que siempre sale victorioso. “¡Imagínate la satisfacción que me da ganar en una media maratón a Mireia Belmonte! Soy extremadamente competitivo y entreno una barbaridad, entre 4 y 5 horas diarias, y no fallo jamás. Puedo aparentar fragilidad por mi aspecto físico pero no tengo ninguna debilidad. Soy duro como una roca. Nunca flaqueo ni me quejo. El alpinismo es la máxima expresión del sacrificio, y me ha hecho ser imbatible psicológicamente”. De ahí que dé la talla en disciplinas tan distintas como el ciclismo o los rallyes, que se nos olvidaba hablar de coches entre naves espaciales y estrellas. “He corrido el Dakar y otras de las carreras más duras, ¡y anda que no me han pasado cosas! En abril, en Abu Dabi, tuve que rescatar al campeón del mundo, Nasser Al-Attiyah: se pegó un castañazo tremendo y lo encontré en una duna con fuertes dolores. Lo auxilié, remolqué su coche y por eso acabé llegando el último. ¡Pero en agradecimiento me va a pagar mi próximo Dakar!”.

PGS_3765r

Nos cuenta esta y otras anécdotas en el asiento trasero del Jeep de las fotos, mientras nos desplazamos desde el corazón financiero de Madrid a un barrio humilde de la periferia para seguir con la sesión. Buscamos la complicidad del nuevo escenario para hablar de las hazañas que no captan las cámaras, de quién se esconde tras el “cazador de momentos sublimes”, como él se define. Pero si es rocoso en lo profesional, en lo personal se torna granítico. Intentamos emular su facilidad para sacar titulares íntimos a esos famosos/ amigos gracias a su otra dualidad, la de aventurero/entrevistador; pero por mucho que escalamos por varias caras de su vida privada, no hay manera de hacer cima. Estas son las únicas piedrecitas que se desprenden por el camino: “Todos tenemos tres o cuatro grandes secretos en nuestras vidas y hay que conservarlos. ¿A quién voto? No te lo voy a contar. ¿Con quién me acuesto? Pues tampoco. Hay que mantener algo que sea solo tuyo”. Quizá gracias a ese control de sus propias aristas se ha labrado una imagen pública ideal, atractiva para las marcas y también para los políticos.

PGS_3881r

“Me llevo bien con todos y de hecho todos graban conmigo, excepto Pablo Iglesias, que no quiere”. ¡Sorpresa, una leve polémica! “Me gusta la mesura y prefiero no decantarme, pero hay casos clamorosos como el gobierno de Maduro en Venezuela. Es curioso que cuando he dicho esto públicamente, siempre soy atacado por los mismos… Y casualmente son del mismo partido político que no quiere ir a mi programa”. Podemos no le ha invitado a militar en sus filas, pero otros partidos sí han tratado de seducirlo: “Tengo una influencia y eso para ellos es interesante, claro. Pero nunca he dado el paso ni creo que lo haga, porque entonces ya sí que todo el mundo tiene derecho a sacudirte. Y yo quiero seguir inmerso en la mesura”.

PGS_4081r

Paseos espaciales, famosos, carreras de coches, políticos… Es un paisaje radicalmente inesperado para el peluquero de León que un día se propuso subir el Everest. Y que lo coronó en el año más terrible. Lo imposible, que a veces es sencillo. También en su faceta menos expuesta, la de ‘conseguidor’ solidario: sin dárselas de nada, entre su aportación personal y la de sus amigos y seguidores ha reconstruido 475 casas en Nepal, provee de material deportivo a casi todos los centros de alto rendimiento de Libia, forma a médicos y fisioterapeutas en Etiopía… Y todo in situ, sobre el terreno. Porque lo imposible se hace sencillo cuando, además de mirar a las estrellas, tienes los pies bien plantados en la tierra.

 

Publicidad

Ver más articulos